A propósito del día de la mujer

Las mujeres no deben celebrarse un día, sino estar presentes todos los días del año” – mi papá

Mi papá tiene muchos años repitiendo esa frase durante el día internacional de la mujer. Ayer vi reacciones mixtas en las diferentes plataformas sociales en las que participo y me pareció importante externar mi opinión en la conmemoración de este día.

1. Se conmemora, no se celebra

La diferencia es que este día no busca ser una fecha comercial en la que se regalen flores ni chocolates. Se agradecen, pero no es el propósito, sino darnos cuenta que es una lucha de todos para lograr:

-Salarios justos y dignos, basados en capacidades, educación y desempeño laboral, no en “ajustes” por género o edad,

-Equidad de género: que no se discrimine a favor o en contra de ningún género o preferencia, ya sea en el sector privado o público,

-Educación cívica: fomentar la democracia consciente para que no se vote por un candidato político “por ser mujer” o “por ser hombre” y la rendición de cuentas para que independientemente del partido, género y demás, se les exija un buen desempeño a nuestros representantes

2. Recordar esas frases todo el año no solo el 8 de marzo

Estoy segura que por tu Facebook o Twitter también circularon desde las frases motivacionales hasta la lista de las mujeres más influyentes en los diferentes sectores de nuestro país. De todo esto me gustaría retomar una sola cosa: recordar aquellas palabras bonitas y aplicarlas.

Es decir tener cuidado de no perpetuar los estereotipos y críticas que tanto nos molestan. Antes de hacer un juicio oral o mental, creo que conviene detenernos a pensar si estamos siendo machistas, superficiales y en lugar de ayudarnos una a la otra nos estamos perjudicando con esos comentarios ya conocidos de: “ya se le pasó el tren” o “vestida así parece x”.

Porque esos juicios que hemos aprendido a repetir nos llevan a pensar en binario. Una mujer es egoísta y un hombre ocupado, la mujer es vanidosa y el hombre se cuida, la mujer es mandona y el hombre es decidido. Esto lo hemos visto en anuncios y en teoría, pero a veces no lo queremos ver en nuestra vida diaria. ¿A cuántos de ustedes les han pedido que les reserven restaurantes o antros, que traigan el cafecito o que saquen fotocopias de sus facturas personales? A mí y a mis conocidas nos han pedida una de estás al menos una vez.

3. Fomentar el diálogo, no la polarización

Por último me gustaría redirigir la conversación en torno a este día y a la lucha de la igualdad de géneros. De nada va a ayudar gritar insultos, ejemplos o argumentos de un lado a otro de las trincheras ideológicas. Se trata de dialogar entre los diferentes puntos de vista, de que no nos de “pena” hablar de esto en la escuela, la casa y el trabajo y de abrir los ojos a las situaciones de injusticia que pasan en nuestros país y en el planeta en el que habitamos.

Advertisements

2 comments

  1. México tiene un sociedad/cultura relativamente joven que apenas empieza a expresarse y dar sus primeros pasos para luchar por lo que está bien y lo que cree correcto. Por eso nos cuesta hablar de esto en la escuela y lo consideramos tabú. Igual, espero que sea algo que, como todo, cambie con el tiempo pronto y que la igualdad de género se convierta lógica de primaria para cualquier ciudadano.

    Pd: “A mí y a mis conocidas nos han pedido* una…”
    Cheers.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s