Reflexiones vacacionales parte 2 – El fenómeno de la desinformación no se ha extinto

Tras un día caótico debido a condiciones climáticas llegué a un aeropuerto lleno de gente esperando a pasajeros de un vuelo semi-vacío. Me pareció un cálido recibimiento de la ciudad. Lo que más me impactó fue lo que vino después: el recorrido en taxi. Las calles casi oscuras, con poca luminaria que inspiran desconfianza en los pasajeros del taxi pero que fueron atravesadas sin temor alguno por el conductor. Posteriormente, en medio de la plática, uno de los pasajeros le cuestionó al taxista acerca de la fecha (que era cercana) de las elecciones locales. La respuesta fue impactante: “no lo sé, no tengo la menor idea.” No era apatía, que es una actitud de la cual solemos quejarnos en la urbe en cuanto a los procesos políticos y participación ciudadana. No, era un caso de desinformación. Me parece que muchos mexicanos, damos por hecho que en esta época de auge de las redes sociales y accesibilidad de los tradicionales medios de comunicación masiva la información básica llega a todos los oídos.

Esa corta conversación fue un recordatorio de que no debemos de dar por hecho que actividades tan importantes como la difusión de información de índole política es una tarea hecha. Tal vez por el momento esa molesta plaga de anuncios y panorámicos sea la mejor opción para propagar información básica de manera unificada. La información acerca de procesos políticos que nos conciernen a todos no debería de ser un privilegio.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s